Por increíble que parezca, los gérmenes, bacterias, polvo y suciedad en general se suelen adherir a todo tipo de objetos, ya veces, cuesta creer que hay objetos bastante más sucios que el retrete común de una casa, objeto que, por lo general, se suele considerar como el rey de las bacterias. El baño e es uno de los primeros lugares que se nos vienen a la cabeza cuando se trata. De manchas desagradables, pero en realidad no es así.

Hielo.- un estudio descubrió que el 70% del hielo servido tenía más bacterias que el agua del inodoro; debido a que las maquinas no se limpia casi nunca, se crea un caldo de cultivo por la E.Coli

Suelo de un baño.- Los baños públicos tienen unos 2 millones de bacterias por pulgadas cuadrada, y solamente el asiento, alberga 50 según la medida.

Escritorio de oficina.- un escritorio promedio tienen 400 veces más bacterias que un inodoro debido a que contiene varios objetos destacados: el teléfono y el teclado, el mouse, una taza de beber, la impresora.

Teclado de computadora.-  pueden llegar a tener 200 veces más baterías que el asiento de un retrete, especialmente si es usado por más de una persona.

Celulares.- nuestros dispositivos móviles suelen tener 10 veces más bacterias que un inodoro. Tocando continuamente el rostro de una persona o las yemas de los dedos.

Menú de un restaurante.- en promedio hay 100 veces más gérmenes en 16 carta de un restaurante que en sus inodoros; y lo peor de todo es que son tocados por muchas personas al día, entre el personal y los clientes, con miles de bacterias y virus en tus manos.

Cepillos de dientes.- cuando tiramos de la cadena del retrete, los gérmenes pueden viajar casi metro y medio e impregnar cualquier cosa durante 2 horas al menos; muchas baterías acaba en los cepillos de dientes, que luego nos metemos en la boca para limpiarlo.

Fuente https://www.paraloscuriosos.com/a26231/cosas-que-son-mucho-mas-sucias-que-el-retrete-de-una-casa#utm_source=SiteShareButton&utm_medium=SiteShareButton&utm_campaign=Article_26231?page=2

Categories: Variedades

Deja un comentario